Las medidas del tiempo


Pasó un segundo, llamaste para saludar. Al minuto no recordabas la llamada , una hora mas tarde olvidaste mi nombre. Paso el día y llenaste el hueco de tu agenda, tardaste una semana en perder el último momento de animosa compañía. No esperaste la quincena y me negaste. Tras un mes alguien o algo te hizo recordar y me cubriste con unos sorbos de vino viejo. Al trimestre siguiente, entre papeles rotos, concluiste que nada te podía ofrecer. Se cumplió el semestre ya eras libre. Termino el año y no encontraste un hueco para recuperar la memoria. Yo aún espero esperaré un bienio, un trienio, un lustro, una década, un siglo, un milenio y seguiré esperado. No te guardo rencor, te tengo presente, yo a pesar del tiempo te sigo teniendo porque nada más que tu presencia quise que me ofrecieras y aún la conservo. Yo no estoy solo, aún te tengo, y te seguiré esperando.
...a mis AMIGOS les deseo un 2010 de paz y solidaridad.
Publicar un comentario