CARTELEANDO, QUE ES GERUNDIO (II)

Gabriel Losada
Hoy, siguiendo en esa línea gamberra que me provoca tanta memez electoral, entro a comentar esas frasecillas ingeniosas que los equipos de comunicación de los partidos durante las épocas electorales. Todo un reto: comprimir en unas breves palabras, en una frase, cuáles son los objetivos, cuáles las líneas, las intenciones, el concepto de sociedad, el tipo de política que van a defender durante cuatro años. Joder tanta palabra condensada no es difícil que produzca colesterol en los electores y amnesia en los candidatos que el día 24 de mayo ya no recuerdan tanta chorrada pronunciada.
Quiero comenzar en esta ocasión con “Compromiso”, el partido de Nardy Barrios. Su lema: Sí, quiero. Evidentemente, y sin ánimo sexista, esta frase tiene un 99% de feminidad, pues suena, irremisiblemente a boda. Ese es el objetivo del partido casarse con la política, cristianamente, hasta que la muerte les separe. No es por joder, pero con este “sí quiero” ha espantado a un gran número de votantes masculinos que o bien evitan oír esas palabras o si ya metidos en el ajo las han oído evitan volver a oírlas. Parece que Compromiso desarrolla es su slogan esa imagen vieja y caduca de aquella que vive para el matrimonio. ¡Qué lástima! ¿No había una frase que expresara toda su trayectoria como “La Barrios con los barrios” algo así como “el Botín a por la saca” o “Zapatero a tus zapatos”…
Lo de Nueva Canarias es triste, tanta pasta publicitaria desperdiciada, a qué coño viene ese “Con Firmeza”. Éste sí que pierde voto femenino a mantas con esas dotes chulesco-agresivas. ¿Con firmeza qué, me pego al cargo político como una lapa o como un lechón a la teta de la puerca? ¿Con firmeza voy a gobernar en esta tierra de blandos y maricones como antiguamente lo hacían aquellos que levantando la mano saludaban al sol? ¿Con firmeza educaré a este pueblo como viejo maestro de escuela? ¿Quién crees que va a entender que se refieren a la acepción segunda del diccionario: Entereza, constancia, fuerza moral de quien no se deja dominar ni abatir? Malos tiempos para la lírica han elegido los nuevoscanarios. Firmeza conlleva lucha, batalla, orgullo y en muchas ocasiones la sinrazón del obseso.
No comento nada de los psoeistas. “Gana Las Palmas de Gran Canaria”, “Gana Gran Canaria”, “Gana Canarias”, la euforia futbolera, la pasión por los Barça-Madrid, Madrid-Barça les ha llevado a establecer su propia liga. ¡Toma ya! ¡Vaya vacío más grande!, pero esto hace tiempo que ha dejado de ser asunto de jugadores para que sean los entrenadores los que jueguen los partidos y me da que aquí a mucho aprendiz de Mouriño y muy pocos de Guardiola, aunque sí mucho tiqui-taca tiqui-taca durmiendo la pelota en medio del campo pero sin ver portería.
Los ppepperos no conformándose con una birria como “Centrados en ti” queriéndose alejar de la derecha rancia que posiblemente oculten tras la ausencia de corbata. Con una frase que si bien parte del centro deja al candidato bien escoradito en la esquinita derecha, nos ofrecen su “Puedes confiar” que la última vez que lo oí, vi cómo volaban los 50€ que dejé al ahora un ex-amigo. Sí podemos confiar y estar plenamente seguro que los cuatro duros que haya en la caja van a ser siempre para otras cosas más importantes, que cuando vayas a plantearle un problema social siempre estarán reunidos, que cuando las cosas empeoren seremos los trabajadores los que tengamos la culpa y los que debamos pagar todos las botellas que se hayan bebido. Sí, podemos confiar en que siempre estarán con sus amigos, que aunque sean pocos son los que manejan y desmanejan y también podemos confiar en que los pequeños problemas que tenemos las personas de a pie les importan un bledo. Ya me lo dijo mi padre, no te fíes de aquellos que insisten en que te fíes de ellos.
Y, finalmente, el maravilloso, el magnífico e ilustrísimo slogan de Coalición: Tú y Yo con esa amarilla sonrisita infantil en medio (que ya dije en el anterior que está copiada de la imagen del Cabildo de Tenerife, aunque hayan pagado nuevamente por ello). ¡Qué tierno! Esta frase me transmite unos sentimientos tan… que mejor no decirlos por si estamos en horario infantil. ¡Vaya pollada! Me recuerda aquella canción de Radio Futura: “Y si te vuelvo a ver pintar un corazón de tiza en la pared…” y evidentemente también me recuerda la reacción: “te voy a dar una paliza por haber escrito mi nombre dentro “.
Qué sensibles están nuestros políticos, quieren ir con nosotros, de la mano (aunque no los podamos ni ver y pensemos que la erótica del poder sólo se la atribuimos personalmente a Guacimara Medina y Ana Oramas) como esos novios inocentes que quieren dejar su amor eterno tatuado en el tronco… de un árbol y llegar al altar y decir el “Sí, quiero” soñado (en las peores pesadillas) pero que después de esposados(prometer, prometer hasta meter y después de metida, promesa incumplida) actuaremos “con firmeza” no sea que nos hallemos con una fierecilla indomable, pero actúe como actúe no me lo tengas en cuenta “puedes confiar” porque siempre yo, y mi madre, estaremos “centrados en ti”.




Publicar un comentario