14N Un paso adelante en el proceso de acumulación de fuerzas

EL ÉXITO DE LA HUELGA GENERAL DEL 14N
PLANTEA NUEVAS EXIGENCIAS EN LA LUCHA

LAS MASAS OBRERAS LUCHAN POR OTRO PROYECTO POLÍTICO
ANTE LA CRISIS CAPITALISTA
El Comité Ejecutivo del PCPE saluda el desarrollo de la Huelga General del 14N como un nuevo paso adelante en el proceso de acumulación de fuerzas que debe realizar la clase obrera de los pueblos y naciones de España hasta la consecución de su verdadera liberación con el poder obrero y la sociedad socialista. Una vez más, el proletariado industrial ha tenido un papel destacado en el éxito de la huelga, jugando un papel determinante en el resultado de la misma.
 
Esta jornada de lucha -al mismo tiempo- ha evidenciado algunos de los graves obstáculos con los que se encuentra la clase obrera en el camino hacia el cambio radical en la correlación de fuerzas actual en el desarrollo de la lucha de clases. El CE del PCPE hace una primera aproximación sobre los mismos con la intención fundamental de ayudar a abrir una perspectiva de lucha para el conjunto de los trabajadores y trabajadoras: 
- Las cúpulas dirigentes de CCOO y UGT están en un callejón sin salida: el camino del Pacto Social está cerrado y no se abrirá en el futuro. El capitalismo no tiene margen para conceder ninguna de las correcciones que esos dirigentes sitúan dentro del propio sistema. Tanto el gobierno como la UE y el FMI, han dictado con claridad cuáles son las medidas que van a imponer a la clase obrera, al campesinado y al resto de sectores populares para tratar de asegurar sus privilegios de clase. Ellos son los legítimos representantes de los monopolios y no cederán ante unos actores que, situados en la más absoluta de las ilusiones, siguen confiando su programa político a un supuesto giro social a la UE. Tanto su absurda demanda de un referéndum sobre las políticas del gobierno como la autodenominada Cumbre Social están en un callejón sin salida tras el 14N.
- Estos sindicatos, que han tratado de tapar su responsabilidad ante la clase obrera hablando de una convocatoria de huelga ciudadana y de consumo, han vuelto a poner de manifiesto una clarísima carencia de cuadros sindicales, tanto en la preparación de la HG como en la propia jornada, con una escasa e inexperta presencia en los piquetes. La HG del 14N, como todas las huelgas, ha sido una huelga obrera en la que la confrontación de clase se ha expresado con toda claridad, como lo demuestra la violencia patronal y del Estado, y la respuesta organizada y consciente de los sectores más avanzados de la clase obrera. Esta situación es consecuencia de años de abandono de las posiciones de clase, y solo tendrá solución retornando a ellas. En caso contrario, la clase obrera pasará por encima de esas organizaciones, superándolas en el camino de la lucha.
- Las otras fuerzas sindicales convocantes, agrupadas en torno al autodenominado sindicalismo alternativo y de clase, además de incurrir en el error de situarse en el mismo discurso interclasista de la huelga social y de consumo que propiciaban los mayoritarios y abrazar el discurso político del 15M, han dado muestras claras -en su gran mayoría- de la misma carencia de cuadros sindicales y de la misma debilidad en las acciones de lucha. Es en los piquetes, y en la lucha concreta, donde determinadas organizaciones -tanto políticas como sindicales y sociales- son incapaces de superar la prueba de la práctica, poniendo en evidencia determinados discursos retóricos llenos de autocomplacencia y vacíos de contenido transformador.
- Hay que destacar también que, en esta lucha, el reformismo político ha demostrado -como ya venía haciendo tiempo atrás-, su absoluta dependencia y subsidiariedad de la propuesta política pactista de las cúpulas sindicales al asumir en su integridad el discurso que éstas proponían. Su renuncia a elevar el discurso de la convocatoria, avanzando hacia una propuesta política por el Poder Obrero y el Socialismo plenamente confrontada con el sistema de dominación burgués, les sitúa, una vez más, como un elemento de confusión y distracción para la clase obrera. 
- Por nuestra parte, los y las comunistas del PCPE y los CJC -que haremos colectivamente la evaluación al detalle de nuestro trabajo-, en general valoramos como positivo el trabajo que ha realizado nuestra militancia, pues hemos sabido jugar un papel de vanguardia al conseguir elevar el discurso político de las masas obreras con las que hemos compartido asambleas, repartos de octavillas, mítines, manifestaciones y piquetes, situándoles con claridad que nuestro único futuro está fuera del euro, la UE y la OTAN y, por tanto, en el Socialismo. La consigna ¡ni recortes, ni capitalismo!, contrasta claramente con el giro social para salir de la crisis que le exigía el SG del PCE al gobierno del PP en su primer comunicado tras la HG. Sin duda, donde hemos sido capaces de llevarla y explicar nuestra propuesta, ha sido un elemento importante para elevar la conciencia y el nivel de combatividad de la clase obrera y el estudiantado popular. Hoy, tras la HG, se ha incrementado el prestigio de la militancia comunista; y el PCPE y los CJC son reconocidos como su referente político por un mayor número de luchadores y luchadoras. ¡Objetivo conseguido!
- Nuestro principal reto en este momento pasa por hacer realidad ese incremento de nuestro trabajo en el movimiento obrero, promocionando nuestros propios cuadros en los sindicatos. Comunistas con trabajo sindical que, en contacto directo con la clase y con el discurso comunista, nuclean a lo más consciente de nuestra clase en torno a una propuesta unitaria y clasista como los Comités para la Unidad Obrera que, sin cuestionar las distintas afiliaciones sindicales, se coloca por encima de las insuficiencias organizativas, ideológicas y de acción sindical de la amalgama de siglas sindicales, impulsando, como valores superiores de la clase, la UNIDAD, la LUCHA y la SOLIDARIDAD.
La lucha contra el capitalismo y su crisis estructural continuará con nuevos episodios en el desarrollo de la lucha de clases, que serán imparables pese a las acciones represivas del gobierno de los capataces del capital. El PCPE, junto a los CJC, continuará con su estrategia de lucha de masas para hacer avanzar la conciencia de la clase obrera y otros sectores del pueblo por una salida socialista de la crisis estructural del sistema capitalista, articulando un Frente Obrero y Popular por el Socialismo como política de alianzas liderada por la clase obrera.
¡VIVA LA LUCHA OBRERA EN LA HUELGA GENERAL!
¡POR EL PODER OBRERO Y EL SOCIALISMO!
¡ABAJO EL CAPITALISMO Y SUS GOBIERNOS TÍTERES!
Comité Ejecutivo del Partido Comunista de los Pueblos de España
Publicar un comentario