12 de marzo: Manifestación contra la guerra y la OTAN

Cartel de convocatoria de la manifestación anti OTAN del 12 de marzo de 2013 en Las Palmas
El próximo martes 12 de marzo de 2013 tendrá lugar una manifestación anti OTAN en la ciudad de Las Palmas, coincidiendo con el 27 aniversario del NO canario a la OTAN en el referéndum de 1986.

Esta manifestación está convocada por la coordinadora Canarias por la Paz, en el contexto de la implicación de las islas en las acciones bélicas en Mali.

La manifestación partirá a las siete y media de la noche desde la Plaza de las Ranas (Guiniguada) hasta la Plaza de la Feria (Gobierno Civil).
MANIFIESTO 12 DE MARZO. NO A LA OTAN

En 1986 Canarias dijo NO A LA OTAN. 27 años después es indudable que el pueblo canario tenía razón cuando nos organizamos en los barrios, en las asociaciones de vecinos, en las diferentes organizaciones sociales para impedir que nuestra tierra pasase a formar parte de una organización, que se ha dedicado a invadir a pueblos empobrecidos masacrando a la población civil, excusando sus "daños colaterales", vulnerando los Derechos Humanos y expoliando sus riquezas naturales como ha hecho en Afganistán,
Irak, Libia, Siria, y ahora Mali…

Además esta organización, brazo armado del sistema capitalista, necesita para llevar a cabo sus planes generar un gasto militar que podría destinarse a sanidad, educación y servicios sociales.
El estado español está en guerra, lo que supone para Canarias convertirse en base logística de esta agresión a los pueblos africanos mediante el uso de la Base Naval, el aeropuerto de Gando, el campo de tiro de Pájara y la montaña de la Muda en Fuerteventura…Esta situación convierte a Canarias en objetivo militar.
En la actual ocupación de Mali el mensaje de “ayuda humanitaria”, y "defensa" ante el ataque de musulmanes extremistas con el que justifican esta intervención, esconde otros argumentos de mucho más peso que se quieren ocultar: el objetivo de Francia y sus aliados de afianzar en África un enclave geoestratégico y la necesidad de poder espoliar sus valiosos recursos naturales para compensar la crisis económica que vive occidente.
Así, a la miseria que sufre el pueblo de Mali, uno de los más empobrecidos del mundo, se suma ahora la miseria de la guerra.
Si ya la pobreza se ensaña con los más débiles de la población, las mujeres y los niños, la guerra hace a estos aún más vulnerables e indefensos mermando sus derechos fundamentales y sus libertades. Las propias Mujeres de Mali, gritan: digamos « NO! » a la guerra impuesta por otros y denuncian que la guerra sólo servirá para provocar más víctimas civiles en el Norte, agravar la inseguridad y las condiciones económicas y sociales
en el conjunto del país, radicalizar las comunidades étnicas, favorecer la expresión violenta de todos los grupos extremistas y, finalmente, llevar toda la región hacia un conflicto multiforme sin línea de frente en el Sahara”. Desgraciadamente, los últimos acontecimientos les están dando la razón e ilustran los horrores de la guerra imperialista.

DESDE LA COORDINADORA CANARIA POR LA PAZ EXIGIMOS:
1. La salida de la OTAN. Su disolución y la retirada de sus tropas.
2. La retirada de las tropas de ocupación de Mali.
3. La reinversión de los gastos militares en gastos sociales
4. La declaración de Canarias como Plataforma de Paz
5. La promulgación de un Estatuto de Neutralidad para Canarias

¡NO A LA OTAN!
¡Fuera las tropas de Mali!

¡Si a Canarias como Plataforma de Paz!
 
En 1981, Agustín Millares Sall escribió "Con un poema en las manos", que se convirtió, junto a "La Maleta" (de Pedro Lezcano), en bandera de lucha contra la OTAN, por la paz y el desarme. Hoy, con las tropas de los ejércitos de la OTAN ocupando Mali, tiene más vigencia que en el momento que fue escrito.

CON UN POEMA EN LAS MANOS


Hacia el Atlántico Sur
se está moviendo la OTAN:
quiere hacerse con la historia,
aunque se apague la luz
y la noche y la derrota
nos pesen como una losa
en el Atlántico Sur
Con promesas se enamora
a nuestras islas. Salud
entre bacterias coloca
quien quiere negar la hora,
la sal y la plenitud
que sus solares pregonan.
Hacia el Atlántico Sur
quiere moverse la OTAN.
Pero aquí están las palomas
de la paz que, a cara o cruz,
se van a jugar la aurora
en el Atlántico Sur.
No con homicidas rayos
ni con un arma de guerra,
con un poema en las manos,
que dispara sólo estrellas,
defiendo mi suelo patrio:
mi tierra, siempre mi tierra.
No quiero que la conviertan
en portaviones de asalto,
en puertos de fríos barcos
de bandería extranjera,
para tener en bandeja
a los pueblos africanos.
Con un poema en las manos
digo que no a la OTAN negra
(no de piel, sino de vela
desplegada de corsario).
Digo que no a la OTAN ciega
partiendo de mis arenas
para mejor hacer blanco.
Con un poema en las manos
quiero impedir que la afrenta
se consume, que mi espacio
se sienta contaminado
de botas filibusteras,
de ratas y mercenarios,
y que un mal día mis campos,
mis montes, mi vida entera,
del mapa desaparezcan
con desgarrador espanto.
Con un poema en las manos
digo: ¡canarios, alerta!
Digamos todos muy alto:
no más paro, más miseria,
más dejaciones pesqueras.
Sí más puestos de trabajo,
más escuelas, más viviendas
y un largo etcétera y etcétera.
Todos a una en el canto
para exigir a quien sea
neutralidad sin engaños
para Canarias, que es nuestra
y jamás será de extraños
traficantes del planeta,
comprando lo más sagrado
de un pueblo, su propia tierra,
por un plato de lentejas
y por el pan más amargo.
Gritad a quien lo ha soñado
que Canarias no está en venta.
Que aquí no habrá fortaleza
que sustituya al canario:
corazón de pura cepa.
Con un poema en las manos:
con él yo subo la cuesta
de un tiempo grave y cargado
de criminales tormentas,
para gritar terminando,
en esta tribuna abierta,
a la que he sido invitado,
que en sus riscos y en sus llanos
Canarias está despierta,
en pie, como siempre ha estado,
contra el intruso que quiera
volverse de pronto amo
de nuestras vidas y haciendas.
El ser o no ser nos jugamos
como pueblo en la inclemencia
de un tiempo sobresaltado.
Y no le demos más vueltas:
o levantamos cabeza
y a la OTAN nos negamos,
o sumisos nos plegamos
al monstruo que nos acecha
con sus pesadas cadenas
para la voz triturarnos
en no muy lejanas fechas.
Aquí lo estoy denunciando,
levantando mi protesta
con todos los ciudadanos
de mi tierra:
Con un poema en las manos.
 
 
 
Publicar un comentario